jueves, 15 de noviembre de 2012

BRANDING RESPIRA EN LA PRAXIS DEL RITMO



El ritmo representa la imagen del tiempo en el espacio y se hace visible cuando percibimos sus efectos.

Este, se convierte en un componente fundamental para la esencia del quehacer empresarial. Y su cadencia atiende a una realidad diseñada, o a la creación de un proyecto de negocio particular que se articula en una estructura acompasada para alcanzar, con provecho, una finalidad sostenible.
Tal realidad se muestra tangible a través de la experiencia inmediata de nuestros sentidos y emociones, pero no responde a ningún patrón perceptual idéntico para las personas, de ahí, las grandes posibilidades de comunicación que amplifican oportunidades en los sectores de un mercado que siempre estará en continua expansión.

Así pues, el ritmo va a estar presente en todos los niveles de tu negocio, no sólo en el plano de su desarrollo temporal y de la duración de los productos y servicios, también estará manteniendo el pulso interno que anima las partes del mensaje emitido por la imagen de Marca que ostentas.
Branding validará su Responsabilidad Social poniendo mayor vehemencia en la horizontalidad comunicativa al canalizar coherentemente los puntos de encuentro entre su distintivo corporativo y la clientela que consume y trabaja con la misma. Por tanto, es preciso disponer de un personal branding que direccione este proceso de correspondencias revelándose en una trayectoria significativa para el usuario, y encontrando de este modo, el sentido del ritmo corporativo y el lugar dónde se dejará oír y ver el conjunto de su acción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada