viernes, 25 de noviembre de 2011

ESPACIO CREATIVO EN PERMANENTE ESCUCHA

Los pulsos que imprime Arte cuando recorre sus espacios creativos, vibran en completa consonancia con la Escucha puesta en cada uno de sus puntos de encuentro al hacer latir, en un todo comunicable, el registro mecánico de los elementos perceptivos por esquemas estructurales significativos que validen una concepción legítima y ordenada de nuestro entorno inmediato, aunque éstos, puedan estar muy lejos de la semejanza realista normalizada.

Por tanto, la mirada creadora se mantiene en un constante estado fecundo de la realidad.
Vemos para hacer, y el deseo propio de elaborar y concebir conduce a la mirada hacia nuestro proyecto particular. Es pues así que siendo de este modo, la belleza sea la potencia arbitraria de que las cosas existan o sucedan. Verla es inventarla. Por consiguiente, aprendemos a mirar administrando las reflexiones sobre cualquier objeto encontrado bello, lo admiramos y lo retenemos, hasta que lo reproducimos, lo definimos, o lo representamos mediante un libre juego de elección ante cualquiera de nuestras facultades de expresión haciéndolas comunicables.
Luego Arte, lleva a cabo un riguroso análisis perceptivo en base al uso de la Escucha que responde a la unicidad de la experiencia  del proceso para concretarse en el hecho creativo que dé vigencia a la intención de su planteamiento.

Branding y Arte comunicativo beben de la práctica y aportaciones de la Escucha, tanto para determinar el valor de riqueza que encierra el mensaje de todo testimonio humano, como para rentabilizar la gestión sostenible de un Branding corporativo que pretenda habilitar con la estrategia de sus espacios de Evento, el engranaje de una cultura de marca respecto a su promesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario