viernes, 4 de marzo de 2011

ESPACIO REPRESENTADO

El espacio es el efecto directo y la manifestación corpórea del imaginario proyectando cualquiera de sus historias con intención de superar un diálogo.

Liberadas del miedo escénico, puesto que no están a la vista, las íntimas historias formadoras de lo que somos, se instalan adueñándose de la inspiración que hemos ido gestionando en el transcurso de nuestra propia experiencia mediante la correspondencia con cada una de las vívidas circunstancias.
Dichas historias, realizan su discurso dramático actuando como canales de comunicación a través de sus contextualizados personajes, no sólo por el mero hecho de acabar representándolos, sino de haberlos elegido para que se muestren; y conviven en nuestro imaginario, a salvo de los accidentes materiales de una puesta en escena o de los accesorios que a menudo, pueden dejar desamparada la representación ante las reacciones de quien lo vea.
Pero todo ello, ocurre mientras, éstas, no den testimonio, ni participen del análisis de una serie de actos frecuentando una argumentación que provoquen una realidad proyectada en el espacio tiempo, siendo susceptible, en contrapartida, a un sin fin de puntos de vista, tantos como intervinientes haya en el discurso, ya sea, directa o indirectamente.

De tal modo, esta Especificidad del espacio objetivamente dispuesto o representado, puede ser muy útil para dirigir un Branding de empresa que dé sostenibilidad a la marca, pues tales espacios, nos permiten identificar tanto a los emisores, como situar localizaciones o temporalidades que generen un juego de ritmos vinculados con la historia creada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada