jueves, 27 de enero de 2011

¿EXISTE EL BRANDING ESTÁNDAR?

Puede ser que estemos pensando en que es preciso que haya un patrón o prototipo para gestionar el Branding empresarial, ya que, nos sería muy útil encontrar un paradigma de actuación para conseguir un progreso en nuestros resultados ante la competencia del sector.

Pero, nuestro punto de vista podría comprometernos llevándonos a soluciones escasas, o erróneas si tendemos a comprender la realidad como algo estanco, con una sola cara, o atendiendo a una única conclusión hermética que nos sirva para todo, y que sea el sostén de la estructura del quehacer corporativo en el tiempo.
Seguimos actuando frente a la necesidad de controlar a los consumidores en una era social donde su proceso tiene un desarrollo que está en continuo movimiento sustrayéndose al fruto de la gran diversidad existente.

Amparar y asumir este camino como un profundo desafío sustentado por el aceptado valor de Responsabilidad Social, se reduce a la admisión de observar nuestras marcas vivas en la mente de los usuarios, permitiéndoles que el proceso de creación conjunta evolucione contribuyendo a que nuestra marca sea más sostenible a largo plazo.
Tal vez, sea importante comprender de manera esencial y profunda que quizás, no tuvimos nunca el control, y adquirir el compromiso de que el Branding sea un revitalizador de nuestra empresa.
Es pues, satisfacer unas necesidades mediante un cultivado Marketing basado en la experiencia de los usuarios y tomar conciencia del factor de utilidad aportado que será el que marque la diferencia con la rivalidad en el mercado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada