martes, 19 de octubre de 2010

LOS LENGUAJES CONFLUYEN EN BRANDING

Si el Branding que se aproxima a conseguir del valor funcional y del emocional una concurrencia, en la cual, el compromiso enfrentado dispone su actuación hacia el manejo del lenguaje comunicativo que implique un mantenimiento en importancia ante una tendente responsabilidad social, entonces, el objetivo irá encaminado a concentrar su mayor peso en el desarrollo, sobre todo, de la Reputación necesaria para que el beneficio de la entidad disfrute del largo plazo deseado.

Si además, la comunicación que se utiliza, participa del feed-back, sustentándose a través de una continua revisión al modificar el mensaje si es preciso, en la constante interacción con los usuarios, la estructura formal propia de la empresa, de lenguaje técnico, trasmutaría de un discurso sordo que a día de hoy, parece hueco, pues, la voz de la marca no deja de gritar y gritar su producto en un indiferente discurso, a un diálogo, en el cual, la lengua usada fuese la de las personas para las marcas y no a la inversa.

Sin embargo, el modo de lectura en el cual apoyarnos, ha de escapar a los tipos de lenguajes verbales, incluso publicitarios, que van a la caza de perfiles estereotipados sin atisbos de humanidad, concediendo mayor envergadura a aquellos que nos exponen variedad de lenguajes de gestualidad, de música, de escenografía, de ritmo, etc, pedir ayuda a Arte para confrontar al usuario con los eventos que den respuestas en la trayectoria del Branding.

No hay comentarios:

Publicar un comentario