lunes, 9 de agosto de 2010

BRANDING HABILITA EL MONTAJE DE LOS ELEMENTOS TÉCNICOS


Cualquier evento de empresa programado para desarrollar un producto de marca, precisa no pasar por alto el espacio de creación en el que se gestarán, tanto las decisiones de empresa, como las acciones del mensaje transmitido por Branding, por tanto, va a ser el punto de referencia que dé reflejo a su credibilidad y singularidad corporativa.

Este espacio se circunscribe bajo la mirada del usuario quien tomará posesión física del mismo interactuando con él. Es visible y se concreta en la escenificación, es decir, nos va a ser dado por el espectáculo del evento, por la representación que materializa todos los elementos que forman parte del montaje representado.
El lugar creativo se constituye además, en un proceso de ósmosis, donde el usuario debe proyectarse para experimentar la identidad de la marca que provoque una liberación de viejos clichés repetidos y mal asociados hacia constructos de participación nuevos con la empresa y con su espacio social.

Pero tal funcionamiento y su consecución exitosa, se establece gracias a la estructura y organización del tipo de elementos técnicos como: los materiales escenográficos para el decorado y su escenario, la aportación del aparataje sonoro y la luz intervinientes, el uso de la caracterización en los personaje y participantes, la confección del vestuario, etc, que apunten a una conversión tanto espacial como simbólica del momento, o a la visualización que de ella se haya hecho la gerencia de Branding.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada