viernes, 16 de julio de 2010

LA CAJA




Hay que evitar la trampa.

La mirada que nos ofrece Arte cuando actúa con Branding no es arriesgada, ni desde luego, personal, si se la aborda a modo de manual atendiendo a técnicas compositivas de relaciones formales entre color y forma que, tan sólo, sean estéticas para obtener un producto correcto. Hemos de visualizarla como un todo.

Por tanto, es interesante destacar la intervención tanto de Marketing de Experiencias, Team Building como de Coaching para generar trazados de acción con Arte que desemboquen en la marca personalizada que creará la diferencia con la competencia.
Ampliar horizontes nos ayuda a salir de la caja escénica del teatro de la vida. A capturar desde la nueva óptica, experiencias dispares hacia desbloqueos y aprendizajes insólitos.
Así pues, encaramos con Arte la imagen de empresa que ha de retroalimentar los procesos creativos con procedimientos de asociación dirigidos a posteriores hábitos que den resultados productivos.

La realización de eventos controlados por Arte reanuda su actitud perceptiva ante el marco experiencial que se le ofrece. Se pone manos a la obra desarticulando y construyendo diálogos de comunicación entre los usuarios. Dinamiza en los distintos Espacios de divulgación las relaciones estructurales y los referidos mecanismos formales sin suplantar a la intuición espontánea, sino es, para reforzar y enriquecer las herramientas que utiliza Marketing de Experiencias.
De este modo, el curso adaptativo del usuario se convierte en un factor interactuante que amplifica la resolución de problemas profesionales y laborales que estimulan lo establecido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada